Activos

Principios Activos


Los principios activos de todos los cosmecéuticos de Lagom han sido cuidadosamente escogidos para crear formulaciones perfectamente equilibradas y fieles a su leitmotiv “not to little, not to much”. El compuesto Dermaflux junto con los aceites esenciales y la labor de investigación de sus laboratorios han dado como resultado una cuidada línea cosmética líder en hidratación.

 

El secreto de los aceites esenciales en las formulaciones

 

Bergamota


Tiene grandes propiedades medicinales, calmantes y cicatrizantes. Ayuda a equilibrar las pieles grasas, antibacteriano y antiséptico. Tiene un efecto refrescante y estimulante para la piel.

Sándalo


El aceite extraído de su corteza es conocido por su poder cicatrizante e hidratante. Tiene propiedades astringentes suaves, reafirmantes y es un buen iluminador para pieles apagadas.

Camomila


Hidrata la piel seca y protege las pieles sensibles. Cicatrizante y calmante. Ayuda a prevenir las arrugas y las líneas de expresión.

Lavanda


Promueve la regeneración celular y regula la secreción sebácea. Antiséptico y antiinflamatorio.

Rosa


Descongestionante y gran regenerador celular. Promueve la síntesis del colágeno, protegiendo la piel. Antioxidante, cicatrizante, y antiinflamatorio. Tienes propiedades suavizantes para la piel y es un antialérgico totalmente natural.

Geranio


Tonificante, tensor y reafirmante del tejido. Es una antioxidante que previene la aparición de arrugas y líneas de expresión. Indicado para pieles sensibles gracias a su poder antiinflamatorio.

Naranja dulce


Tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y tonificantes. Es un buen regenerador celular con importantes beneficios antiaging. Indicado para potenciar la luminosidad de la piel y unificar el tono.

Nuez de macadamia


Posee una intensa acción hidratante y suavizante. Protege las células de la oxidación, ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

Centella Asiática


Tiene propiedades cicatrizantes y calmantes. además de una potente acción estimuladora de la formación de colágeno. Todo ello la convierte en un ingrediente clave a la hora de regenerar la piel.